incmedia.org

Christian Media: Where Truth Meets You

Pon a Dios Primero y Nunca Serás el Último

Priorizamos nuestras vidas lo mejor que podemos, pero ha preguntado: “¿Qué quiere Dios de mí?” Aprenda por qué debemos poner a Dios primero.

Pon a Dios Primero y Nunca Serás el Último

Hermano Juan Fisher: Hay muchas cosas que son importantes para nosotros en la vida. Les llamamos a las cosas más importantes “prioridades,” y hay un orden que le aportamos a aquellas cosas de más valor. Pero ¿qué sucede cuando una de las prioridades está en conflicto con otra?

Aprenderemos lo que se tiene que hacer cuando las prioridades están en conflicto, hoy en El Mensaje.

[show open]

Bienvenido a nuestros queridos amigos a El Mensaje, un programa presentado por la Iglesia De Cristo. Soy el Hermano Juan Fisher.

Muchos de nosotros estamos de acuerdo en lo que se trata de ponerle un orden a nuestras prioridades. Tal vez su prioridad es la familia. Su prioridad también podría ser el trabajo o la educación, la escuela. Incluso podría ser que los amigos para usted son lo más importante. Lo que es más importante, sin embargo, una cosa es segura: nuestra máxima prioridad determina todo lo demás en la vida.


Sin embargo, hay muchos, que dicen que hay un empate para el primer lugar cuando se trata de sus prioridades. Pero, sabía usted, querido amigo, cuando se trata de multitareas, los estudios han determinado que sólo el 2% de las personas son capaces de efectuar la multitarea con respecto a sus prioridades de manera eficiente. El otro 98% piensa que son capaces de arreglar de otras maneras sus prioridades, pero en realidad están disminuyendo la productividad al equilibrar lo que es importante para ellos.


Entonces, ¿qué es importante para ustedes?

Si alguien crea o creyera que Dios existe o creyera en Dios y tiene fe que Él nos dio la vida, el tiempo y la energía, lo mejor sería preguntarle lo que es lo más importante en esta vida, que Él nos ha dado. Por eso veamos lo que es más importante por leer sus palabras en la Biblia. ¿Qué quiere Dios que pongamos como nuestra prioridad, con el tiempo que nos ha dado?

 

Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.

Mateo 6:33 Nueva Versión Internacional


Hermano Juan Fisher: ¿Cuál debe ser nuestra máxima prioridad en la vida? La Biblia nos dijo que deberíamos buscar primero el reino de Dios y su justicia. ¿Cómo podemos buscar primeramente el reino de Dios y su justicia? Podemos hacerlo haciendo lo que Dios quiere. ¿Y qué de las otras cosas en la vida, las otras cosas que requieren nuestra atención? Tendríamos que olvidarnos de ellas del todo? No, si hay cualquier cosa que necesitamos, el Señor Jesús nos prometió “se les dará todo lo que necesitan.”


Si ponemos a Dios en primer lugar, no vamos a estar en el lado perdedor. Tenemos mucho que ganar si solamente ponemos a Dios en primer lugar. Dios es mucho más valioso que cualquier otra cosa en esta vida.

Si algo desafiaría poner a Dios Todopoderoso e incluso al Señor Jesúcristo en primer lugar en nuestra vida, ¿cómo podríamos considerar las otras cosas, las otras prioridades que tenemos también en esta vida?

 

Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo,

Filipenses 3:7-8 La Biblia de las Américas


Hermano Juan Fisher: ¿Cómo deberíamos ser capaces de considerar las otras prioridades que podemos tener, si algo desafiara poner al Dios Todopoderoso y al Señor Jesucristo en primer lugar en nuestra vida? El Apóstol Pablo dijo: ” yo estimo como pérdida todas las cosas en vista de lo que es mucho más valioso.” ¿Cómo consideró las otras cosas como pérdida? El dijo, ” Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo.”


Si se han fijado, queridos amigos, en este pasaje que leímos, el Apóstol Pablo incluso comparó a todo lo demás como “basura.” ¿Qué es la basura? La basura es algo que es fácil para dejar, dejarla ir no es nada difícil. No luchamos por hacer eso, no luchamos por tirar la basura. Por eso el Apóstol Pablo dijo: “por quien lo he perdido todo… a fin de ganar a Cristo.”

De nuestra parte, debería ser fácil dejar ir o sacrificar otras cosas por Dios y por el Señor Jesús, que son mucho más valiosos que cualquier otra cosa.

¿Quién es un ejemplo de alguien que fue capaz de sacrificar otras cosas por el bien de poner a Dios en primer lugar en su vida?

 

Por la fe Moisés, ya adulto, renunció a ser llamado hijo de la hija del faraón.  Prefirió ser maltratado con el pueblo de Dios a disfrutar de los efímeros placeres del pecado.Consideró que el oprobio por causa del Mesías era una mayor riqueza que los tesoros de Egipto, porque tenía la mirada puesta en la recompensa.

Hebreos 11:24-26 Nueva Versión Internacional 


Hermano Juan Fisher: ¿Se fijaron, queridos amigos? ¿Quién es un ejemplo de alguien que fue capaz de sacrificar otras cosas por el bien de poner a Dios en primer lugar en su vida? Moisés, lo pudo lograr. ¿Cómo mantuvo Moisés a Dios como su máxima prioridad en la vida?


¿Recuerdan la situación de Moisés antes? Fue considerado como era el nieto de Faraón, el gobernante de Egipto. Como el nieto del gobernante durante ese tiempo, usted puede imaginarse qué tipo de estilo de vida de Moisés pudo haber tenido. Es justo suponer que todo lujo de ese tiempo le era accesible a Moisés y muchas otras cosas pudieron haber deseado. Muchos otros pudieron haber deseado ser el amigo de Moisés debido a su condición que él disfrutaba. ¿Pero fue la riqueza y su estatus a lo que Moisés se aferró? La Biblia nos dice que ” Prefirió ser maltratado con el pueblo de Dios a disfrutar de los efímeros placeres del pecado.”


Moisés sabía cómo mantener a Dios en su máxima prioridad, en su primer lugar. El demostró que Dios era el más importante, dejando ir otras cosas que eran consideradas muy valiosas. Pero esas cosas que él dejó ir no son tan importantes como aquel por que el dejo todas las otras cosas.

Por eso si se fijaron queridos amigos, otros pueden preguntar: “¿Qué de mi familia? En mi vida, la familia es lo más importante.” De hecho eso es muy bueno, es buenísimo que amemos y que tengamos a nuestra familia como un gran tesoro. Para nosotros eso es buenísimo. Pero, la pregunta: ¿debería ser más importante que Dios?

¿Quién es una persona en la Biblia que también amaba a su familia, pero todavía fue capaz de poner a Dios primero en su vida?

 

 Tiempo después, Dios probó la fe de Abraham.

—¡Abraham! —lo llamó Dios.

—Sí —respondió él—, aquí estoy.

 —Toma a tu hijo, tu único hijo —sí, a Isaac, a quien tanto amas— y vete a la tierra de Moriah. Allí lo sacrificarás como ofrenda quemada sobre uno de los montes, uno que yo te mostraré. A la mañana siguiente, Abraham se levantó temprano. Ensilló su burro y llevó con él a dos de sus siervos, junto con su hijo Isaac. Después cortó leña para el fuego de la ofrenda y salió hacia el lugar que Dios le había indicado.

Génesis 22:1-3 Nueva Traducción Viviente


Hermano Juan Fisher: ¿Quién es alguien en la Biblia que también amó a su familia, pero todavía era capaz de poner a Dios en primer lugar en su vida? Abraham. ¿Cómo probó que Dios era en primer lugar en su vida? ¿Cuál fue el mandamiento de Dios para Abraham? Él deberia tomar a su hijo y ofrecerlo, quemándolo en el fuego como holocausto. ¿Y por qué Dios Ordenó a Abraham hacer esto? La Biblia dice: “que Dios probó la fe y la obediencia de Abraham.”

¿Cuál fue el resultado de la prueba de Abraham? 

PAUSA

Hermano Juan Fisher:

Queridos amigos la Biblia dice: “A la mañana siguiente, Abraham se levantó temprano, cortó leña para el fuego de la ofrenda y salió hacia el lugar que Dios le había indicado.  Abraham demostró que es bueno tener a Dios como el más importante en su vida.

Debido a que Abraham demostró que Dios era más importante que su propia familia, y que obedeció el mandamiento de Dios, Abraham ni siquiera tuvo que sacrificar a su hijo Isaac. Aunque no estamos siendo instruidos para hacer este mismo sacrificio exacto hoy, todavía podemos aprender mucho de la manera en que Abraham dio prioridad al mandamiento de Dios. ¿Qué es algo importante que debemos recordar de este caso? Poner a Dios primero y sacrificar por Él nunca nos pone en el fin perdedor. ¿Cómo se prueba esto?

¿De qué otra manera bendijo Dios a Abraham porque puso a Dios primero en su vida, o le dio prioridad?

 

 Abraham era ya muy viejo, y el Señor lo había bendecido en todo.

Génesis 24:1 Dios Habla Hoy

Hermano Juan Fisher: ¿No es este el tipo de vida que todos queremos en el fin? Y es muy posible que tengamos una vida exitosa, que tiene todo lo que necesitamos.

El Dios que bendijo a Moisés y a Abraham es el mismo Dios que tenemos hoy en día. Él está dispuesto a bendecirnos y recompensarnos si lo ponemos a Él primero en nuestra vida.

¿Qué pasa si hay veces que ciertas prioridades compiten por nuestra atención al punto que nos vemos tentados a sacrificar el tiempo que se supone que debemos dar a Dios? ¿Qué quiere Dios que hagamos?

Confía en el Señor, y haz el bien;

habita en la tierra, y cultiva la fidelidad.

 Pon tu delicia en el Señor,

y Él te dará las peticiones de tu corazón.

 Encomienda al Señor tu camino,

confía en El, que El actuará;

hará resplandecer tu justicia como la luz,

y tu derecho como el mediodía. Confía callado en el Señor y espérale con paciencia;

Salmos 37:3-7(a) La Biblia de las Américas

Hermano Juan Fisher: ¿Qué quiere Dios que hagamos? Él quiere que confiemos en Él. Dios se ocupará de todo lo que sentimos que necesitamos dejar atrás. Y como la vida de Abraham y Moisés, y tantas otras historias que podemos leer en la Biblia, Dios puede hacer cosas maravillosas para nosotros que nunca seríamos capaces de lograr o de hacer que sucedan por nuestra propia cuenta. Sólo necesitamos confiar en Él para que esas cosas maravillosas sucedan.

Es bueno que el trabajo, la escuela, la educación, la familia, es bueno que son importantes para nosotros. Esas son las bendiciones que vienen del Señor Dios. Esas cosas, sin embargo, no deben ser nuestra prioridad en la vida sirviendo a Dios y seguir sus mandamientos siempre debe tomar el primer lugar en nuestra vida. Si hay veces que tenemos que sacrificar otras cosas importantes por poner a Dios en primer lugar, entonces Él mismo será que nos dará la respuesta.

Si tiene alguna pregunta, escríbanos o visite una de las congregaciones locales que están cerca de usted para aprender más sobre la Iglesia De Cristo. Debido a escuchar, abrazar y aceptar la verdad del mensaje escrito en la Biblia, es lo que nos acercan al Señor Dios.

Bueno queridos amigos, este es todo el tiempo que tenemos para este episodio, esperamos que nos sigan acompañando la próxima vez en El Mensaje.

Soy el Hermano Juan Fisher, gracias por estar con nosotros en nuestro estudio de El Mensaje.

Available downloads

Pon a Dios Primero y Nunca Serás el Último